Las musas de las creaciones

Posted on Ago 9 2012 - 7:30am by admin

Han inspirado a los grandes de la fashion industry, ya fuera por su belleza, su fama, o incluso esa especial relación que mantenían con ellos.

Y como grandes admiradoras de las creaciones de sus diseñadores favoritos, fueron homenajeadas con piezas únicas que las transformaron en iconos de moda y estilo.

Desde Grace Kelly hasta Madonna, pasando por Audrey Hepburn y Catherine Deneuve, aquí están esos diseños tan icónicos que nada más verlos nos recuerdan a aquellas para las que fueron creados y las etapas que marcaron en el mundo de la moda.

Empezaremos con Hubert de Givenchy. Este diseñador empezó a una edad muy temprana a sentir una creciente curiosidad por todo lo que a la costura se refiere. Fundo la casa de Givenchy en 1952, a los 25 años, y se retiró del mundo de la moda en 1996, dejando la firma en manos de Galliano.

Podemos decir sin duda que su gran musa fue Audrey Hepburn. A ésta la consideraba una gran amiga, con la que afirmó tener siempre “una relación muy especial”.Para ella diseñó el clásico vestidito negro que llevó en la película “Desayuno con Diamantes”.

Audrey Hepburn

Después tenemos a la casa Hermès, la cual empezó como una tienda de sillas de montar en 1837. Con el paso del tiempo empezó a incluir complementos de piel, y además ropa, creando en 1937 el pañuelo de seda que se convertiría en su símbolo de identidad a nivel mundial.

 

Hermès creó para la dulce actriz Grace Kelly el bolso “Kelly”, como un homenaje a su estilo y su fidelidad a esta casa de costura.

 

bolso Givenchy

Ella lo lucía a todas partes a las que iba, combinándolo con sus geniales outfits que constaban casi siempre de largas y amplias faldas, pañuelos amarrados a la cabeza y capas anchas.

 

No podemos dejar de mencionar a Jean Paul Gaultier, el agitador de masas en el mundo de la moda. Éste empezó a trabajar para Pierre Cardin en 1970, y sólo 6 años después lanzó su primera colección, atrayendo de inmediato el interés del público y la crítica.

Diseñó para Madonna el icónico corsé rosa que llevó en su gira Blond Ambition Tour, con las copas en forma de cono. Y en este mismo corsé se inspiró para su posterior colección primavera-verano del 2010.

Por último, tenemos a Yves Saint Laurent, diseñador de renombre que creó varias piezas para su musa indiscutible: Catherine Deneuve.

Él nació a principios de la II Guerra Mundial, en Argelia, lejos de todo ese alboroto. Comenzó enviando sus bocetos a concursos gracias a los cuales fue reconocido por el gran Christian Dior, para el cual trabajaría y del que, sólo un tiempo después, se convertiría en su sucesor. Más tarde, y por una serie de acontecimientos, Saint Laurent crearía su propia firma.

Para su musa, creó el emblemático vestido que usaría para la película Belle de Jour, y de ella diría las siguientes palabras: “Catherine siempre me resultó extraordinaria. La vestí después de Belle de Jour, 1967, la película de Luis Buñuel. Es una mujer que tiene un encanto y un corazón maravilloso”

Catherine Deneuve

Ber es estudiante de periodismo, tiene 19 años y vive en Sevilla, España. Síguela en Berssine

Fuente de las imágenes: Getty Images