Andrée Putman nos deja con un gran legado del diseño

Posted on Ene 22 2013 - 1:45pm by Claudia Domecq

Andrée Christine Aynard nació en una familia acomodada entre banqueros y personas notables de Lyon. Su abuelo, fundó el Banco Maynard & Sons, su abuela, Rose de Montgolfier, un descendiente de la familia de los inventores del globo aerostático. Su madre era una concertista, pianista caprichoso que encontró consuelo en la frivolidad de “ser un gran artista sin una etapa”.

Putman creció en París, cuando era niña, pasaba la mayor parte de sus veranos en la abadía de Fontenay, una magnífica estructura cisterciense, siendo luego el taller de los hermanos Montgolfier, quienes inventaron el globo aerostático.

Andrée Putman

Andreé se formó a través de la música gracias a su madre, Louise Saint-René Taillandier, le llevó desde muy pequeña a sus conciertos de piano.

Por desgracia, le dijeron más tarde que sus manos no valían para tocar; y cambió para estudiar composición en el Conservatorio Nacional de París. Con 19 años recibió el Premio Armonía del Conservatorio Primero de Francis Poulenc. Más tarde, tras años de experiencia como pianista, se representó a sí misma viviendo como una monja carmelita en la Abadía de Fontenay, se truncó la carrera musical que había llevado a cabo como un homenaje a su madre.

Con 53 años inicia una carrera grandiosa en el diseño y la decoración, ejerció en el periodismo en sector arte y funda la agencia Ecart. Por si fuera poco a los 53 años inicia una carrera grandiosa en el diseño y la decoración, comenzando con la reedición de muebles y objetos de los años 30.

Ha trabajado en el hotel neoyorquino Morgans, su alicatado blanco y negro le da una imagen de marca internacional, en arquitecta de interiores, poniendo su firma a grandes hoteles como: el Lac, de Kobe, el Sherato e incluso al aeropuerto Charles de Gaulle, Bon Marché de Paris, “The Putman” en Hong Kong o tiendas de nombres tan importantes como: Yves Saint Laurent, Balenciaga o Lagerfeld.

bolso inpirado en Andrée Putman

Después de 87 años, la artista nos deja con un gran legado en el mundo del diseño, decoración internacional de belleza de productos y elegancia de espacios; son los numerosos trabajos, proyectos en los que se ha volcado para hacernos llegar su esencia más intima, su sello.

baño de Andrée Putman

Hizo suya la ‘Maison Guerlain’ en los Campos Elíseos, trabajó con grandes diseñadores Mariano Fortuny y Eileen Gray; realizó las escaleras Bon Marché, diseñó el interiorismo del Concorde y una máquina de Nespresso, protagonizó una campaña para Gap, creaba escenografías estupendas o también, con la ayuda de Olivia Giacobetti creó un perfume propio espectacular, como pocos se atreven a hacerlo.
¡Todos esperamos que su hija profesora de Interiores Mercedes Pérez de Castro y sucesora continúe su legado!

 Claudia Domecq

 

 

Imágenes: Flickr

3 Comments so far. Feel free to join this conversation.

  1. Andrés enero 23, 2013 at 3:45 pm -

    Yo seguía sus pasos desde hace un año. Me gustaba mucha su estilo y como llevaba su vida de alta clase. No me puedo crees que se haya ido 🙁

  2. Carmen enero 24, 2013 at 7:16 am -

    muy dificil seguir con su legado

  3. Anónimo enero 24, 2013 at 3:43 pm -

    una visionaria